miércoles, 13 de octubre de 2010

Concepto poco conocido: Metabolismo Basal


La llegada del verano despierta en gran cantidad de personas la necesidad de una silueta armoniosa para poder lucir durante las vacaciones.

Es este el momento donde la televisión nos ofrece dietas, pastillas, cremas, infusiones y demás que prometen la tan ansiada figura. Sin embargo el exceso o descuido de nueve meses en nuestra alimentación apoyado por el sedentarismo, no se puede remediar en tres meses. No al menos si buscamos una solución sostenida en el tiempo y que no tenga el conocido efecto “rebote”.

Como hemos mencionado en más de una ocasión, el cambio de hábito es fundamental, no existen soluciones mágicas sin la posterior consecuencia.

Es por eso que nos parece importante detenernos en un concepto poco conocido como es el METABOLISMO BASAL.

Para ello comenzaremos explicando el concepto de necesidades energéticas:

Como hemos dicho en otras oportunidades el ser humano necesita energía para sobrevivir, así como un automóvil requiere de combustible para funcionar. El combustible que nosotros utilizamos en la vida diaria para poder realizar nuestras funciones vitales del organismo son las calorías que las obtenemos de los alimentos.

Como indica la primera ley de termodinámica conocida como el principio de conservación de energía, esta no se construye ni destruye, si no que se transforma, por lo tanto los seres humanos transformamos la energía química de los alimentos en energía calórica.

¿DE QUE DEPENDEN NUESTRAS NECESIDADES ENERGETICAS?

Según La Reunión Consultiva Conjunta FAO/OMS/UNU (organización de las naciones unidas para la alimentación y agricultura/organización mundial de la salud/universidad de las naciones unidas. Año 1981) definió las necesidades de energía de un individuo en los siguientes términos: "Las necesidades energéticas de un individuo son la dosis de energía alimentarla ingerida que compensa el gasto de energía, cuando el tamaño y composición del organismo y el grado de actividad física de ese individuo son compatibles con un estado duradero de buena salud, y permite el mantenimiento de la actividad física que sea económicamente necesaria y socialmente deseable. En los niños y mujeres embarazadas o lactantes las necesidades energéticas incluyen las asociadas con la formación de tejidos o la secreción de leche a un ritmo compatible con la buena salud".

Por lo tanto los principales determinantes del gasto de energía son la Tasa de Metabolismo Basal (TMB), la actividad física y el crecimiento

ACLAREMOS ENTONCES EL CONCEPTO DE TASA METABOLICA BASAL: (TMB)

Al comienzo hemos mencionado que nuestro combustible para poder vivir lo obtenemos de los alimentos, los cuales contienen energía en forma química y al ingerirlos nuestro organismo a través de diferentes procesos, transformará esa energía química en calórica. En general para este y todos los procesos químicos que realizan las células del organismo se denominan METABOLISMO.

La tasa metabólica basal, es la cantidad de energía que se gasta cuando la persona se encuentra en reposo físico completo y psicológico, varía de un individuo a otro de acuerdo al sexo, peso edad, estado de salud y también de la composición corporal. Este es el valor mínimo de energía que requiere el cuerpo para mantener la temperatura corporal, el trabajo de los órganos como el corazón que se contrae y el movimiento normal de los músculos para la respiración durante el reposo; y el funcionamiento de otros órganos como el hígado, los riñones y el cerebro.
Los órganos que mayor energía consumen en reposo según informa el Boletín del CESNI de noviembre  del 2001 a través del articulo  "Composición corporal y metabolismo energético"son: el HÍGADO (29 % del gasto energético en reposo), CEREBRO (19%), CORAZÓN (10 %) Y RIÑONES (7%) y representan un gasto del 60 a 70 % del gasto energético en reposo (GER). El musculo esquelético solo consume un 18 % del GER. Si tenemos en cuenta que los órganos mencionados anteriormente representan un 6 % del peso corporal total, podemos decir que se llevan un gran gasto energético del metabolismo basal y el musculo esquelético al representar aprox. un 40 % del peso corporal total, el gasto energético que requiere es ínfimo en comparación a los órganos ya mencionados.

Este metabolismo del que hablamos, puede ir aumentando el gasto de acuerdo a que se incremente la actividad física; es decir que una persona que sea sedentaria y no realice ningún tipo de actividad física tendrá un menor gasto de energía que una persona con una actividad ligera, y a su vez esta tendrá un menor gasto que una persona con una actividad moderada, y así sucesivamente el gasto energético puede ir aumentado a medida que aumente la intensidad de la actividad.

PARA FINALIZAR
Cuando una persona consume mayor cantidad de energía que la que gasta, ocurre un balance positivo de energía que el cuerpo acumulará a través de reservas, principalmente por la síntesis del tejido adiposo. Cuando la persona consume menor cantidad de energía que la que gasta, se da un balance negativo.
Generalmente cuando el objetivo es bajar de peso, se utiliza la estrategia del balance negativo de energía. Por ejemplo un adulto de 30 años, si posee un gasto energético de 2500 Kcal, para bajar de peso posiblemente su nutricionista adopte una dieta hipocalórica de 2000 Kcal o menos.

Lo que debemos aclarar es que para cumplir sus funciones el organismo debe consumir como mínimo 1200 KCAL, la cual variará de acuerdo a cada tipo de persona en igual o mayor cantidad pero nunca debe ser menor ya que traerá aparejado consecuencias en la salud, por lo que el Médico o Nutricionista no debiera recomendar una dieta por debajo de 1200 Kcal, debido a que por debajo de estas no llegaría a cubrir las necesidades básicas del organismo, es decir no llegaría a cubrir las necesidades energéticas del metabolismo basal y recordemos que entre ellas se encuentran funciones básicas de órganos de suma importancia como el CEREBRO, CORAZÓN, HÍGADO Y RIÑÓN.

Por eso recomendamos no realizar dietas promocionadas en diversos medios que hablan de 600 u 800 Kcal para bajar de peso, tengamos en cuenta que nuestro cuerpo tiene requerimientos superiores a estos y que nuestra salud está primero.

Recordemos dietas hay muchas pero cuerpo tenemos uno solo. Cuidemoslo y recurramos a profesionales en el tema.

Saludos, hasta la próxima
Equipo Personal Super.

1 comentario: